ATTENTION!!

ATTENTION!!...Si pillas algo del blog, por favor cita la fuente..Josecrust, si vous plait. Gracias.

Paginas amigas

jueves, 5 de mayo de 2011

EL FANTASMA

Desde siempre he tenido el desagradable conocimiento de un miedo bastante peculiar, un fantasma que aparece y reaparece, dejando sus virutas de miseria por doquier.



Desgarrando vidas sencillas, destrozando hogares.

Es un miedo humano. Terrenal. Un miedo cercano, brutal.

Es el fantasma del paro.


Lo viví desde pequeño, no directamente en mis carnes, sino en las de mi padre.


La fábrica de muebles se hundía, y los trabajadores, como mi padre o mi abuelo llevaban un año sin cobrar.


La primera vez que ví al fantasma tendría unos 7 años, la crisis de los ochenta.


Ahí ví iniciaticamente sus fauces, las arrugas en los ojos acuosos, las caras de preocupación, la vorágine catastrófica que llena las paredes desconchadas de desesperanza.

Ahorrar hasta el milimetro, pedir dinero donde sea y salir en busca de algo.

Al final, salimos.

Nunca más pasaría eso, pensaría entonces, y sin embargo, solo era el principio.


Los vaivenes de la vida me fueron llevando de un lado a otro hasta que volví a ver sus ojos rojos, aterradores.


Mi padrastro vegetaba en pijama en el sillón desde hacía meses, habia dejado de buscar. Es como el sindrome del vencido. Te va agrietando hasta paralizarte, hunde a los hombres y mujeres en las butacas de la frustración. He visto esas caras rasgadas en los parados de larga duración, parecen faltos de energia, abocados al fracaso cotidiano, como una gigantesca mano que te asfixiara. Deja vacíos los recuerdos, licencia los permisos, la cotidianidad se vuelve amarillenta.

Era el 93, la crisis del 93.

Tambien se fue aquel ser fantasmagórico, el cual , a partir de entonces , esperaría en cada esquina.


Empecé a prepararme para enfrentarme a sus podridas carnes de miseria.


Lo ví, unas veces cerca, otras lejos, en las agitadas calles de Barcelona, entre las rendijas que deja el imponente sol de Valencia...curriculum, viaje, entrega, pensamiento bajo cero, nervios temblando, sensación vácua, adormilamiento y decepción...sensación de inutilidad, sentimiento pasajero de furia que pugna por sublevar...


La última vez lo he visto más grande que nunca, emergiendo gigante de las marismas.

La crisis de 2008 parece devorarlo todo, porque avanza en años. Se hace mayor y envejeces con ese espiritu maligno, ese tumor extirpable.


Desear que te exploten es ya de por sí humillante.


Millones de historias de no-producción, de quietud sofocante, vivencias cotidianas de la nada, solo superadas por aquellos que trabajan sin cobrar, esperando el milagro, pendientes de un negro hilo y de la frase de "el próximo mes , tranquilo".


Lo peor de todo son los sicarios del fantasma, hijoputas de guante blanco que de ninguna manera pararán su lujoso tren de vida.


Y ahora, aquí abajo, millones de historias parecidas, de manos tensas sobre la mesa desnuda, de miradas de poniente, y de suspiros frios.

No hay lugar para la autocompasión.
Esto consiste en resistir, en desvencijar ese fantasma horrible, en salir...armarte, perder ilusión, volver a armarte, perder ilusión, armarte, perder ilusión, armarte, perder ilusión...

Hay miles de lágrimas en cada curriculum...


He estado mirando fotos antiguas de nuestra generación, en nuestros ojos de niño asoma una ilusión extraordinaria, es una inocencia envidiable. ¿Os acordais cuando jugabamos al mundo adulto?...."¿vale que yo tenia 30 años y era médico? Vale, yo tengo 25 me llamo Jane y soy abogada."


En las miradas de las fotos todavía no nos han roto con mil decepciones, en ellas nos vamos a comer el mundo facilmente.En ninguno de los ingenuos juegos infantiles pensábamos que tendriamos 30 años y seriamos parados tal vez colgados de una hipoteca!!!

Tal vez seria un planteamiento a abordar en las clases de la escuela, y así suprimir de una vez por todas las clases de mitología cristiana.


¿Por qué maldita razón dejan pudrirse las manos firmes de los jovenes? Con esta energía envidiable podriamos aportar fuerza a la "producción" y sin embargo nos mantienen de brazos caídos.Un ejercito de jovenes sin trabajo podría ser tan peligroso para el sistema...!..y sin embargo, dóciles, separados unos de otros, hundidos en los cubículos de la egoindividualidad.


Hoy no ha vuelto a sonar el despertador, no han llamado de ningún sitio, no ha pasado absolutamente NADA. Hoy otra vez como mañana.


El fantasma se acerca y se ríe lascivamente.

Oh, sí, desdeluego que el paro es obsceno.


P.D: Ah, he encontrado trabajo ayer...eso sí a 800 kilometros de mi casa, así que chao!