ATTENTION!!

ATTENTION!!...Si pillas algo del blog, por favor cita la fuente..Josecrust, si vous plait. Gracias.

Paginas amigas

lunes, 25 de junio de 2012

EZ DIRA PASAKO!

No nos soltamos la mano, agarrados como quien se aferra a un saliente ante el vacío,durante toda la carga de la ertzaina.
Me decía que no nos quedaramos cerca del container, porque acabaría siendo un cuello de botella, y efectivamente, ahí quedó gente atrapada, entre el container,las porras y las peloteras.
La locura. heridos.
Miles de personas agachadas mientras las pelotas de goma silbaban sobre nuestras cabezas.
Impresionante.

Impresionante como saben asumir una carga de tales dimensiones estos vascones, várdulos, autrigones y caristios.
Una carga y lo que sea, la verdad.

Ella me agarraba la mano fuerte y me decía que no nos separaramos.
LLegamos a la plaza de Rekalde donde la banda Zea Mays tocaba su canción sobre el tema que nos ocupaba, kukutza III,una y otra vez.
...Taupada bakoitzaz koloreztatuz zuri beltza, taupada bakoitzaz iribarre bat...

Era surrealista porque a dos metros la gente se empezó a defender en un macabro juego de pelota, los dantzaris bailaban entre los containers y las esquinas, mientras las bocatxas policiales buscaban objetivos como en aquel videojuego de guerra.

El barrio de Rekalde llevaba muchas horas tomado y las cargas se habían sucedido una tras otra.
Golpes por la cara, vecinos corriendo, furgonetas a toda ostia por el parque, puerta abierta, pelotas de goma.

Pero como iba diciendo, al final no nos habiamos separado y mientras veíamos bajar gente herida por una calle, en la paralela el fuego cubría una gran barricada...y en ese momento, en lo colectivo empezamos a abrazarnos y a besarnos, abrigados entre la multitud, esperando relajadamente a que   bajaran a barrernos y sin embargo, fue un momento precioso, agarrados porque agarrados habiamos empezado y no habían logrado separarnos.
La noche iluminaba en naranja como si se tratara de las fiestas de San juan...la música, el ruido sordo
que hace al estallar las escopetas, los cristales rotos...tal vez si nos hubieramos atrevido a cerrar los ojos nos hubieramos trasladado a las hogueras de San juan, pero la cosa era demasiado seria como para hacerlo.

Abrazados ahí enmedio parecía que estabamos fuera de lugar, pero no,la fuerza del sentimiento puro emergía entre los cascotes.

Acabábamos de llegar a vivir a Bilbao y era esta la forma en que el botxo nos daba la bienvenida.
Los dias siguientes detenidos, carreras , sangre en los portales, cargas dentro de los bares, Bilbao tomada por la ertzaina, nervios, lágrimas y muchos heridos.

Era Bilbao.
Era Septiembre.
en 2011.

viernes, 22 de junio de 2012

34 urte

Y parece tan lejano en el tiempo,

parece que hace un siglo...

un telefonillo atravesando la madrugada,

vingueu, que el meu xiquet se ma mort.

y la pequeña ana que no entiende nada.

y parece tan lejos, la falla de Antonio suarez contra la de Sancho tello.

guerra de piedras contra los mayores

el corral , el descampao de los ochenta

la calle santa rosa de Valencia.

Y parece tan lejano

el iaio invitandome a una orxata

papá tras las rejas del colegio,

la mama llorando en la puerta.

y parece tan lejano recojer balones fuera del campo del barrio de la luz

un pequeño kiosco en Malilla,

la lambada en una destrozada calle de los barrios pobres de Paterna,

Radio spektra en las ondas nocturnas,

veinte duros en el bolsillo para el cine.

Y parece tan lejano el primer dia de instituto, crecer una decada en un año.

Y parece tan lejano que hace un siglo

las ocho de la mañana,la bomber llena de parches

a toda velocidad en una vespino negra camino de parar el desalojo de flora 6.

Fue tan lejos hace tanto, unas piernas cruzadas vestidas de mallas lilas,

castaño largo y la sonrisa.

Fue hace tanto vuestros cuerpos desnudos en la cueva de las palomas.

Fue tan lejos cuando viniste acompañado de un ejercito de policías nacionales a la puerta del Kasal, el candado que llevabas en el cuello,el agujero de tu estomago.

Hace muchisimo que escuchabamos a extreme noise terror en la selva, quemandonos en la arena de la malvarrosa, 40 grados cruzando la avenida del puerto en verano,

los bancos de los parkes llenos de chavales a la noche.

Parece tan lejos todo corriendo en un invierno duro todos por la calle de la Paz en 20N

Hace mucho que se rompieron los cristales del Frente nacional de la calle Sanvicente,

cuando  las manifas eran semanales.
Cuanto tiempo de aquellas conversaciones bajo un poster de jhon lennon, un cuarto en una casa de la avenida blasco ibañez.

Parece tan lejano el entierro del engui, y todos vuestros gritos en la comisaria de la gran vía.

Hace mucho que estabamos en una nocturna terraza londinense de un edificio que vibraba de acid techno en hackney y las historias de un viejo mod..historias que quizás no cuentes a la niña que esperas.

Parece tan lejano ese olor a fruta silvestre en la universidad autonoma de Barcelona , y cientos de personas colandose en el metro junto a via laietana.

Casi tanto tiempo como aquel concierto en Castellón, cuando fulguramos las madalenas.O aquel otro del Montón de la Olivereta.

Hace tanto ya de aquella litrona medio llena que me pasabas en Viveros…Parece tan lejana la reja de Picassent rodeada de abrazos cuando salisteis por fin.

Parece tan afuera los cristales rotos en carnavales de Benimaclet.

Parece tan lejano aquel autobús cruzado en medio de la calle en Cornellá.

Hace tiempo ya de aquellas carcajadas vertidas descaradamente sobre aquella acera de Grácia.

Parece tan lejos, las sirenas de los barcos y una perra ladrando en las calles de Mahón.

Hace tanto de aquella lluvia de estrellas casi por tocar más arriba de Taüll, la carretera solitaria y la teoría de Stephen Hawkins.

Parece tan lejano aquel calabozo con cristal de la comisaria del centro de Hannover, y que me dices de aquel café  de boca amarga que buscábamos de buena mañana por las calles de Freiburg.

Parece tan lejano hoy que me parece vivido en otra vida.

Estan tan lejos los containers quemándose en travessera de dalt, casi tanto como las teorías de las que hablábamos en las angostas calles de Sevilla, el calor y la cruzcampo.

Parece que hace tanto de tu olor en lienzos blancos de mi recurrido siempre tu piso de russafa…y que decir del trolebús que atraviesa Budapest.

Parecen tan lejanas las escaleras del mercado central, aunque fuera ayer y nos desviviéramos en esta miserable crisis.

Y sin embargo parece tan cerca el ácido txakolí trepando por mi garganta en la avenida del hipódromo…y nuestros pies rompiendo el viento de Somera a Barrenkalle.

Parece tan cerca el local con los compañeros sobre rojo y negro y los locales cerrados en huelga descomunal…tan cerca y tan lejos…la distancia se hace abismo a veces…los lugares, los recuerdos y toda vuestra humanidad. Gracias.