ATTENTION!!

ATTENTION!!...Si pillas algo del blog, por favor cita la fuente..Josecrust, si vous plait. Gracias.

Paginas amigas

domingo, 27 de octubre de 2013

UNA VENTANA ROTA


Qué azul mi ventana
que azul soledad...
el norte se hiela,
un monte se muere.

Qué azul la claridad
que entra a contraluz...
recordándome la soledad.

Escarcha en los labios
en mi compañía infinita,
el azul de mi ventana
la lluvia en su frente,
el frío que destila...

Solo me queda
el azul de mi ventana,
filtrando gotas de silencio.

El norte se muere
un monte se hiela,
un monte de venus agrietado
masturbarte sin ganas,
para quitarte la ansiedad.

Qué azul mi soledad,
el azul de mi ventana helada.

lunes, 14 de octubre de 2013

A orillas del Spree

A orillas del Spree, haciendo tiempo antes de que ella vuelva del trabajo.
Mirando los cisnes que nadie matará, oyendo los pájaros gritar y a los niños piar.
Mirando las calmas aguas de la convulsa historia berlinesa.

¿Cuántos, como yo habrán hecho el vuelo, pensando en castellano, en euskera, en catalán...?
...Y aquellos que ahora cantan en alemán bajo el sol de Centroeuropa.....

Sí, es cielo también. Y llegué a Bilbao a deslumbrarme con las luces de las txoznas...
los niños vuelven a reír y los pájaros no se estresan.

Desencajo en la postal de las bicicletas , los perros, los barcos cargados de turistas.

Aparco las preocupaciones, la gente se para al lado para mirar la orilla, tan solo para mirarla...y se toma su tiempo, su cerveza y sus pensamientos.

¿Dónde está ahora el río de Valencia...el parque de la Ciudadela de Barcelona...el Parque húmedo alado de Etxeberria?

Seguramente lo imagino pero no soy capaz de vislumbrarlo.

Nunca se me dieron bien los alumbramientos.

El análisis como siempre, es mejor desde fuera hacia adentro como cuando penetras a otra persona y sientes el espíritu fulgurar en cada embestida, en cada roce, en cada beso.

La berliner se me ha acabado y entonces obsevo el abismo ahí abajo.
Entonces veo la tierra removida y debajo de mis botas , una fosa que no había visto.
El miedo se apodera de mí, y el niño del parche ya no podrá tranquilizarme nunca jamás.

Ahí está.
Preparada. Recién cavada. Acechante.


martes, 8 de octubre de 2013

REALIDADES PARALELAS

Íbamos todos en un autobús, la verdad es que no sé porque razón , pero parecíamos contentos... La verdad es que todo fue muy rápido.

La verdad es que nunca supimos la razón pero nos la imaginábamos, dando lugar a acaloradas discusiones.

Pudo ser un viajero del tiempo que venía en el autobús que al crear una paradoja espacio-temporal nos condujera a otra dimensión.

Tal vez fuera el paso por un agujero negro terráqueo el que nos tele-transportó.

También considerábamos la posibilidad de haber accedido a través de un pliegue en el tiempo, pero casi todos nos decantábamos por la historia del navegante del tiempo que sin querer creó una paradoja espacio-temporal que nos condujo irremediablemente a una realidad paralela, una realidad alternativa, y con esto no quiero decir que nos condujera a una comuna hippie, aunque algo parecido es lo que encontramos y ahora veréis porqué.

Como decía, todo fue muy rápido y de repente, una fuente invisible comenzó a empujarnos sosegadamente fuera del autobús...mientras todos nos preguntábamos hacia donde nos dirigíamos sin llegar al pánico sino que la cosa no parecía preocuparnos.

Cuando todos salimos nos encontràmos en la entrada de una vieja casa que, sorprendentemente todos conocíamos, nos era muy familiar, de hecho yo la tenía en mente por ser una casa de mi ciudad a la que todos nombrábamos como la encantada.

A la entrada del gran pasillo nos esperaban multitud de gentes diferentes en el tiempo. Todos y todas habían tenido aquel viaje a esta realidad y la verdad, es que no se estaba mal.

Allí había de todo, muchísimo color, raveros y punkis, familias enteras, niños y niñas que reían, ancianos venerables con un aspecto bastante saludable y alegre, que nos iban guíando por los múltiples recovecos, dobles pasillos y grandes estancias, con su inconmensurable jardín.

Los únicos que nos dieron un poco de miedo fueron unos pocos viejos con cara de uraños que vestían ropa de hospital con las pìernas desnudas y la parte de atrás abierta...alguno aún conservaba su gotero móvil.

De todas maneras enseguida perdimos el miedo pues todo el mundo se acercaba a hablar con nosotros...aquello era una fiesta dentro de un extravagante circo.

Todo dios te comentaba algo, te invitaba a conocerles y hablábamos de las diferentes teorías acerca de las diferentes realidades, los agujeros negros, los viajeros del tiempo...todo el mundo estaba super interesado y no era para menos.

Fue pasando el tiempo, y la casa era cada vez más grande y cada vez había más gente. No tenias que preocuparte por nada...todo fluía y tenías todas las necesidades cubiertas, era espectacular.

Creo que pasaron años así, íbamos de un grupo a otro, siempre había algo interesante que ver o hacer. Lectores de poesía, músicos, charlas metafísicas, mesas redondas, fiestas...así que parecía no preocuparnos nada, tal vez estábamos mejor en esta realidad que en la mierda que habíamos conocido anteriormente.

Así un buen día saltó encima mía literalmente una chica llamada Elizabeth. Ella era de ascendencia inglesa, su piel era blanca , tan pálida como la luna y con los ojos azul turquesa...tan vivaz y sonriente que llamaba la atención...reía de una manera increíble, tal era su carácter abierto y alegre...desde entonces no nos separámos.

Así seguímos felices en nuestra nueva ubicación ni se sabe cuanto, pues perdimos la cuenta del tiempo que llevábamos en la casa, tal era la vida apacible e interesante en aquella casa de la alegría que no paraba de crecer y donde cada dia descubríamos nuevas habitaciones bellísimas que jamás habríamos creído conocer.

El problema, es que hace tiempo que cada vez veíamos menos gente...como si hubieran descubierto puertas tele-transportadoras que les hubieran hecho viajar a otras dimensiones.
Para más inri, no descubrimos nuevas habitaciones ni otras gentes con las que relacionarnos.

Pero lo peor ha sido hace un par de días, pues los demás parecen haber desparecido, incluída Elizabeth. Así que me encuentro solo vagando por esta gigantesca casa, buscando a la gente.
Además parece que la casa va menguando y cerrando luces, haciendo cada vez más triste mi estancia, sintiendo una soledad arrebatadora que me produce cada vez más ansiedad.

Esta tarde estaba en una gran estancia, la que más habito, donde hay unas cortinas blancas ocre de tres metros. Las he abierto para mirar por la ventana en busca de claridad y lo que he visto me ha dejado perplejo, solo veía niebla a través de la ventana.

No había nada.
No había nadie.
Esto empieza a ser insoportable, y es que empiezo a creer que nunca salimos del autobús después de aquel volantazo y aquella pendiente campo a través.

¿Hay alguien ahí? Sigo aquí en la ventana, esperando ver algo.....

¿Alguien me puede ayudar?
¿Hola...? ¿Hay alguien ahí!!!??